Mundo. Ya es posible probar la cerveza neolítica que consumían nuestros antepasados hace 6.400 años

(Blasting News) El Instituto de la Cerveza Artesana (ICA), junto con el Colectivo para la Investigación de la Prehistoria y la Arqueología del Garraf (CIPAG) y el Ayuntamiento de Begues han puesto en marcha un proyecto que ha reproducido, a partir de los restos arqueológicos encontrados en una vasija, la cerveza más antigua de Europa, una cerveza neolítica de hace 6.400 años. Las excavaciones llevadas a cabo en la Cueva de Can Sadurní, donde trabajan los arqueólogos del CIPAG desde hace más de 35 años, permitieron hallar un recipiente cerámico de gran tamaño, con una capacidad de 50 litros, donde encontraron los restos de cerveza. A partir del análisis de dichos restos se ha recreado la fórmula de su elaboración, que ahora han desarrollado.

La cerveza, a la que han llamado “La Encantada”, contiene ingredientes típicos de la zona, del Macizo de Garraf-Ordal, que son malta de cebada, moras, artemisa, hierbaluisa y miel, lo que le da un gusto afrutado y suave. Explican desde el ICA que hasta el siglo X no se introduce el lúpulo en la fabricación de cerveza, y en este caso es la artemisa la que de le toque de amargor. Las investigaciones parecen confirmar que no solo se consumía cerveza en Can Sadurní, sino que debió ser una auténtica factoría de la pequeña comunidad agrícola y ganadera que vivió en Begues, muy cerca de Barcelona, en el Neolítico.

Hasta la fecha los restos más antiguos de cerveza localizados en Europa es ubicaban en el Valle de Ambrona, en la provincia de Soria, donde se hallaron restos de ella junto a unos ajuares funerarios de hace 4.500 años. El vino no se introduce en la Península Ibérica hasta el siglo VII a.C., y la cerveza era la bebida más popular entre los pueblos iberos, como han confirmado más de 20 yacimientos repartidos a lo largo del territorio peninsular. Estas cervezas elaboradas a partir de cebada o trigo, tenían por lo general poco gas, mucha espuma y una alta graduación alcohólica, entre 8º y 10º y se cree que eran “rubias”, más parecidas a la variedad actual “ale” que a la popular “pilsen”.

La comercialización de esta nueva cerveza supondrá además un importante ayuda para la investigación arqueológica: por cada litro de cerveza vendido el ICA donará un euro al CIPAG para la financiación de sus investigaciones en Begues. De entrada estará disponible en el formato de 75 cl y en un futuro próximo en formato barril. Nada mejor que beber por una buena causa.

Fuente. Blasting News / http://es.blastingnews.com

mujer hermosa bodega de cervezas artesanales

Argentina. Hoy en BodegadeCervezas: Cervecería artesanal Lester

La cervecería se encuentra ubicada en Paraná, provincia de Entre Ríos, Argentina. Esta es su historia contada por ellos mismos.

1049001_610091745691592_97996590_o“Lester”… es una empresa productora de cervezas de alta gama que tiene como misión satisfacer a los paladares más exigentes, rescatando antiguas recetas maestras y poniendo a su servicio la más alta tecnología y el expertise de nuestro “brew Master” para lograr un producto único.

La empresa está situada en la ciudad de Paraná, a orillas del río que lleva su nombre, en una zona donde el suelo, el agua y el clima húmedo favorecen el excelente desarrollo de las materias primas que distinguen a Lester.

Nuestra filosofía, es la sinergia de trabajo entre la producción y el área de comercialización para garantizar a nuestros clientes un porfolio de cervezas únicos en calidad y un asesoramiento personalizado, transparente y comprometido en los puntos de venta.

La visión de Lester es ser la marca referente en la producción de cervezas de alta gama en la Argentina, sustentando su accionar en valores tales como el compromiso con la calidad y la responsabilidad empresaria y social.

Las cervezas más nobles y distinguidas entre las que se toman hoy en el mundo nacieron como Lester: bajo el sello de la tradición británica. Una tradición que, por orden de los reyes, protege la pureza de los ingredientes que se usan para fabricar cerveza desde el siglo XVI.

Desde las fábricas familiares medievales de las “ale wives” (las “esposas cerveceras”, conocidas así por custodiar las recetas de sus productos, que se traspasaban de madre a hija) y las dedicadas producciones de los monasterios, donde degustaban la deliciosa bebida y la ofrecían a los peregrinos, algunas de estas recetas se han conservado hasta nuestros días gracias al espíritu de pequeñas cerveceras como Lester, que han desarrollado las condiciones esenciales para hacerlo posible: las mejores materias primas y una fórmula de producción clásica, a escala reducida, adaptada a los últimos adelantos tecnológicos, que permiten garantizar una calidad y un sabor únicos en cada barril y en cada botella.

Lester es una cerveza Premium que se produce en cuatro variedades en Argentina, con maltas importadas, siguiendo recetas maestras que conservan una cultura cervecera muy arraigada.

Breves catas de autor sobre los cuatro estilos producidos por cervecería Lester.

Cerveza Lester Rubia Weissbier. Cerveza rubia de trigo, de cuerpo ligero. Tono amarillo claro. Elegante y fina. Cremosa, con cuerpo ligero. Su sabor esta lleno de matices frutados como: plátano, durazno y piel de naranjas, en perfecta combinación con el sutil toque del trigo malteado. Muy refrescante. Recomendada para todo momento.

Cerveza Lester Rubia Munich. Una cerveza plena, de color dorado cobrizo. Cuerpo medio. Dulzor límpido y tostado de caramelo en su sabor. Como la mayoría de las rubias recomendada para todo tipo de comida.

Cerveza Lester Roja Porter. La roja del estilo más tradicional inglés. De cuerpo medio y sabor a malta tostada, con toques de chocolate y café. Sutiles aromas frutados. Se recomienda disfrutarla con frutos de mar y de río.

Cerveza Lester Negra Doppelbock.  De cuerpo y aromas intensos. Sabor suave a malta y caramelo. Muy balanceada. Para saborear al final de una comida, con los postres, en especial los de chocolate.