Argentina. Las cerveceras industriales van por todo. Los grupos concentrados intentan acaparar también el mercado artesanal

El periódico argentino “Diario Registrado” publicaba una nota hace ya algún tiempo. Allí, referenciaban que:  Quilmes, Budweiser, Brahma, Patagonia, Stella Artois y Liberty son diferentes ‘opciones’ de cervezas que apuntan a diferentes segmentos del mercado, pero todas fabricadas por una misma empresa, la multinacional AB Inbev, que controla el 80% del mercado. El resto corresponde a otra multinacional, Compañía Cervecerías Unidas (CCU), que posee como propia a Isenbeck y regentea Heineken.

historia-proyeccion

Entre las dos multinacionales manejan casi el 100% del mercado argentino. Sólo un pequeño porcentaje se lo dejan a la cerveza artesanal, aunque AB-Inbev ya penetró ese nicho con su marca Patagonia.

Además, tiene los derechos de otras cervezas de su supuesta competencia, Compañía Cervecerías Unidas (CCU). Budweiser, Palermo e Imperial son marcas que Quilmes le alquila a esta empresa chilena para intentar simular su virtual monopolio. SIC. Esta práctica comercial le permite a la corporación cervecera fijar a su antojo los precios del mercado.

LAS CERVEZAS ARTESANALES NO DEBEN SEGUIR CRECIENDO

Ahora bien. La capacidad operativa de estas mega empresas, como podrá el lector imaginarse, es un fuerte tapón para el libre desarrollo de las pequeñas microcervecerias artesanales que, solo a fuerza de su propia calidad, logran abrirse camino poco a poco.

En este contexto, las microcervecerias que se tornan molestas, o bien son adquiridas rápidamente o son desplazadas de mercado mediante el poder que las monopólicas cerveceras industriales ejercen sobre los comercios. Ya sea mediante la entrega de mobiliarios o equipos de frio bajo contratos que inhiben de poder comercializar otras cervezas a los comerciantes que pautan. Cabe aclarar que muchas veces, estos “contratos” no figuran en los papeles físicos.

A diferencia de otras regiones, en donde las industriales se han manejado de manera más desprolija, aquí, las gigantes van cubriéndose mejor, tanto, que si alguien buscara en internet por ejemplo sobre Cerveza Patagonia (Quilmes es su propietaria) la primer definición en la famosa Wikipedia sería algo así como: Patagonia es una marca argentina de cerveza tipo artesanal.

Ahora bien, o Wikipedia muestra solo información sesgada y que no ha sido evaluada por quienes contribuyen a su contenido, lo que daría fundamento a sus detractores, o bien, quien contribuye a brindar información a esta popular enciclopedia libre no se ha molestado en buscar información. O…

LA INFILTRADA, LA ESCONDIDA

673x6731358280392_cervezapatagonia

Cerveza Patagonia es la marca de cerveza de la cual Quilmes intenta demostrar que nada tiene que ver, mientras tanto, invade los canales en donde las cervecerías artesanales se hacen camino. Tanto es así, que hasta en su propio sitio oficial no la mencionan bajo ningún motivo. http://www.cerveceriaymalteriaquilmes.com/productos/cervezas/quilmes/cristal Siguiendo este link es posible verificarlo. Allí, figuran todas sus marcas exceptuando a Patagonia. Sin embargo, para quienes deseen una confirmación real, se debe ingresar al sitio oficial de la Cámara de la Industria Cervecera Argentina en el siguiente link: http://www.camaracervecera.com.ar/marcas-de-cerveza-de-produccion-argentina.php aquí es posible ver claramente lo que la industria intenta esconder tras una fachada.

Lista oficial de la Cámara de la Industria Cervecera Argentina

LISTA CERVEZAS PARTE 1 OFICIAL

Ya lo indico hace un tiempo atrás el CEO de la poderosa Heineken: “Ni Heineken ni cualquier otra marca puede competir contra el fenómeno de la cerveza artesanal”. Jean-François Van Boxmeer.

Lo bueno de esta frase es obviamente el reconocimiento hacia las cervezas artesanales como potenciales competidoras, lo malo, es que nunca una corporación va a permitirse perder dinero, y que por lo tanto, hará todo lo que este a su alcance para seguir ganando.

Sin dudas aparecerán muchas más mascaras en el camino: Patagonia, Otro Mundo. Kunstmann. Blue Moon, etc, etc, etc…

By. Robert Shumann

Mundo. La poderosa industrial Budweiser se concentra en sus clientes habituales tras perder terreno frente a las cervezas artesanales

“No queremos esas cervezas pretenciosas de todos modos”. Con este lema, la cervecera industrial intenta poner fin a las pérdidas multimillonarias que el sector cervecero artesanal le viene provocando en los Estados Unidos. Esta medida surge luego de haber registrado una baja en sus ventas cercanas al 8% frente a un crecimiento, en ese mismo periodo, de las artesanales más populares del país.

La cervecería estadounidense Anheuser-Busch deja en claro que lo suyo no es conquistar a los amantes de la cerveza artesanal, sino ahora se enfocará en mantener su popularidad entre sus clientes más fieles.

Después de varios años de perder terreno ante los productores de cerveza artesanal, Anheuser-Busch, la mayor cervecera en Estados Unidos y creadora de la popular Budweiser, parece admitir que su producto podría no ser popular con los amantes de sabores sofisticados.

En vez de tratar de atraer al público amante de la cerveza artesanal a su emblemática Budweiser, Anheuser-Busch concentra su nueva campaña de comercialización en sus consumidores más fieles, aquellos que no buscarán una cerveza artesanal de ningún modo. Su mensaje: “No queremos esas cervezas pretenciosas de todos modos”.

Sigue esta noticia original en: El Financiero. http://www.elfinanciero.com.mx/empresas/budweiser-se-distancia-de-la-cerveza-artesanal.html

Cerveza Berlina Buenos Aires

cerveza baldus artesanal

cerveza el bolson todas muestra

 

Cervezas industriales. Cuando el dinero puede mas que todo

Imagen

Cervezas industriales. Cuando el dinero puede mas que todo

Budweiser. En 2007 se hizo un análisis de la cerveza y las muestras arrojaron la presencia de arroz transgénico LL601 en un 30%. Este arroz fue manipulado por Bayer CropScience para darle resistencia a herbicidas. Además la semilla no fue aprobada para su consumo, ni humano, ni animal. (Greenpace)

Las cervezas industriales contienen transgénicos según ha publicado Greenpace. Las artesanales no.

Así lo ha reflejado en una interesante nota el portal veoverde.com. Las cervezas mexicanas producidas a gran escala son marcadas por Greenpeace como transgénicas. En cambio, las artesanales garantizan productos naturales, sin conservadores.

¿Alguna vez se han detenido a pensar algo como “qué rayos estoy comiendo”? ¿O tomando? Está pregunta cruzó por mi mente la semana pasada, al salir con unos amigos a disfrutar de una rica y helada cerveza. Recién había descargado una aplicación que te da una lista de todos los alimentos libres de transgénicos y dije… ¿por qué no? El resultado me causó conflicto.

De toda la carta no había alguna cerveza, producción nacional, que estuviera en la lista de productos libres. Y se preguntarán, ¿por qué tanto rollo por una simple cerveza? En lo personal, después de años pasarlo por alto, sí me importa saber la procedencia de lo que como y tomo.

De acuerdo con la campaña Y tú… ¿sabes lo que comes? de Greenpeace, las cervezas mexicanas más comerciales son elaboradas con ingredientes transgénicos — o al menos no han permitido que se hagan los estudios pertinentes para descartar la posibilidad —. La organización recomienda preferir productos de cervecerías mexicanas independientes, evitando grandes empresas de producción masiva.

La “lista negra” — o manchada con el estigma del transgénico —está conformada por cervezas del Grupo Cuauhtémoc Moctezuma y Grupo Modelo.

Bohemia (Grupo Cuauhtémoc Moctezuma)

Carta Blanca (Grupo Cuauhtémoc Moctezuma)

Corona (Grupo Modelo)

Estrella (Grupo Modelo)

Indio (Grupo Cuauhtémoc Moctezuma)

León (Grupo Modelo)

Modelo (Grupo Modelo)

Montejo (Grupo Modelo)

Pacífico (Grupo Modelo)

Sol (Grupo Cuauhtémoc Moctezuma)

Tecate (Grupo Cuauhtémoc Moctezuma)

Victoria (Grupo Modelo)

XX (Grupo Cuauhtémoc Moctezuma)

¿Recuerdan a la Victoria de México? Me pregunto por qué no saldrá del país. En cuanto a las demás — productos que se venden algunos dentro y fuera del país — ¡fácil! Preparas en una planta especial cerveza con calidad de exportación y listo. Sale del país, la llevan a Europa donde no hay alimentos genéticamente modificados. He probado cerveza Indio en Europa y no sabe igual que acá. Definitivo.

 Hablemos de lo que nos interesa. En la lista verde de productos recomendados por la organización, encontramos cervezas hechas de manera artesanal y a menor escala.

Baja Brewing Company (Baja California)

Bayernbrau producida (Puebla)

Calavera producida (Estado de México)

Cosaco (Ciudad de México)

Minerva (Jalisco)

BeerFactory*

Entre las antes nombradas sólo la cerveza producida por BeerFactory es marcada como producto orgánico. En el caso de Baja Brewing y Cosaco se elaboran con ingredientes naturales y sin conservadores. Minerva ofrece bebidas producidas de manera artesanal, 100% malta.

Mientras más consumidores se preocupen por saber qué es lo que comen o toman, las empresas tendrán que ir a lo natural. Si la demanda de productos así lo indica.

Recordemos el caso de Budweiser. En 2007 se hizo un análisis de la cerveza y las muestras arrojaron la presencia de arroz transgénico LL601 en un 30%. Este arroz fue manipulado por Bayer CropScience para darle resistencia a herbicidas. Además la semilla no fue aprobada para su consumo, ni humano, ni animal.

Los transgénicos han mostrado beneficios a nivel de producción, creando cosechas más fuertes; hasta se ven como una alternativa para acabar con la desnutrición y el hambre. ¿Nos hacen bien?, ¿nos hacen mal? El tiempo lo dirá o, mejor dicho, ya nos está entregando cuentas.

En los últimos años hemos visto mucho más enfermedades nuevas. Muchos generamos resistencia a ciertos medicamentos o alergias a ciertas sustancias. Todavía queda mucho para comprobar si esto realmente está relacionado con los productos genéticamente modificados.

Al final cada uno de nosotros elegimos lo que consumimos. Es hora de que seamos consumidores responsables, que alimentemos nuestro cuerpo con comida que realmente nos nutra. En lo personal me gustaría que los productos, como la cerveza, mencionen en sus etiquetas con qué están hechos. Si traen ingredientes genéticamente modificados, me gustaría saberlos. Ya queda como decisión de cada quien consumir o no dicho producto… pero con conciencia.

Más información: http://www.veoverde.com/