Mundo. España. Cerveceros de España lanza la XII edición del certamen de consumo responsable “Un dedo de espuma, dos dedos de frente”

Cerveceros de España ha puesto en marcha una nueva edición del certamen creativo ‘Un dedo espuma, dos dedos de frente’, una iniciativa que busca hacer llegar a los jóvenes mensajes sobre la importancia de un consumo moderado y responsable de cerveza, a la vez que apuesta por la educación y la prevención.

1 cerveza 2 dedos de frenteEl periodo de participación en el certamen –que cuenta con la colaboración del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y las organizaciones de consumidores CECU, UCE-UCA y UCA, así como el apoyo de organizaciones como el Club de Creativos y el Instituto Europeo de Design de Madrid– se abre este miércoles hasta el próximo 25 de julio.

Las obras ganadoras se difundirán en universidades de 18 provincias españolas a finales de año, a través de 100.000 manteles y 100.000 fundas de bocadillo en las que aparecerán las obras ganadoras (un código QR en el caso del ganador del vídeo), según detallan sus impulsores.

1 dedo de espuma dos de frente campañaLa campaña también apuesta por el entorno digital para conectar con los jóvenes a través de su presencia en redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram y YouTube. En esta edición, un Youtuber (ZormanWorld) y un Instagramer (@Kainxs) animarán a los jóvenes a participar mediante la difusión de un vídeo convocatoria en sus propios canales.

El objetivo de esta campaña es transmitir a los jóvenes mayores de edad recomendaciones para que, en caso de que consuman cerveza, lo hagan de forma responsable y moderada y evitar, en la medida de lo posible, los casos de abuso, aun cuando numerosos estudios destacan que la cerveza es consumida responsablemente por la gran mayoría de la población.

slideEn cualquier caso, recuerdan que las medidas educativas y preventivas a largo plazo han demostrado ser las más eficaces, de ahí la apuesta de la campaña por la continuidad y la persistencia de los mensajes sobre moderación y responsabilidad.

Fuente. EuropaPress / LaInformacion.Com

Bodega de Cervezas mayorista distribuidora cervezas artesanales

Mundo. Bélgica. Los monjes trapenses no dan abasto para suplir demanda de su exitosa cerveza artesanal

(Terra) Los monjes trapenses que llevan una vida de trabajo y oración junto a la pequeña ciudad belga de Rochefort se encuentran ante una encrucijada por el formidable éxito de la cerveza artesanal que fabrican, cuya demanda no deja de crecer.

ORVAL1 cerveza trapense belgicaEn este monasterio hay tan sólo 13 monjes de la Orden del Císter, fundada en Francia a finales del siglo XI y basada en los principios de “orar y trabajar”, concentrándose en lo espiritual y no en el mundo material.

Los trapenses de la Abadía de Nuestra Señora de Saint-Remy (www.abbaye-rochefort.be), tradicionalmente autosuficientes como todos en esta orden, fabricaban suficiente cerveza para su consumo y por lo tanto comenzaron a vender con fines benéficos y otras necesidades.

Desde el comienzo las ventas despegaron por la demanda en Bélgica, pero rápidamente su cerveza trascendió las fronteras hacia Francia, Holanda y ahora China o Estados Unidos.

“Los trapenses tienen una historia, una historia que contar que atrae a los aficionados de la cerveza”, dijo Thierry Fourneu, director de la cervecería de la abadía.

“El carácter religioso de nuestras cervezas tranquiliza ya que se considera una marca de calidad y autenticidad”, añade François de Harenne, portavoz de la Asociación Internacional Trapense que certifica el origen y su producción.

“Hoy, la demanda es superior a la oferta y crece en todo el mundo”, dijo Harenne a la AFP.

Para que una cerveza sea considerada trapense, debe respetar estrictas condiciones: tiene que ser elaborada en una abadía de la orden cisterciense, bajo la supervisión de monjes, y una parte de los beneficios debe destinarse a obras sociales.

Los monjes de Rochefort distribuyen así un millón de euros por año, de un volumen de negocios de 7 millones, “a familias con dificultades de los alrededores, a misiones y a otros monasterios necesitados”, dice el prior padre Luc.

“Tener ganancias no es en absoluto un fin en sí. Fabricamos cerveza para garantizar la subsistencia de nuestra abadía y venir en ayuda del prójimo”, resume.

En medio del tranquilo valle de las Ardenas de Bélgica, la abadía de Rochefort sólo cuenta con 13 monjes, de entre 40 y 80 años. En los años 1930 llegaban a unos 80. Emplean a unas 15 personas para hacer funcionar la cervecería que produce unos 40.000 hectolitros por año.

La menor población de monjes explica precisamente que las abadías sólo aumenten con prudencia sus capacidades de producción. “No podemos imaginar la existencia de importantes cervecerías con pequeñas comunidades religiosas. El respeto de nuestros principios pasa antes que nada”, subraya François de Harenne.

Para asegurar el futuro, Rochefort espera atraer monjes extranjeros, entre ellos de las abadías francesas cuya población es más numerosa.

La producción de las diez abadías trapenses alcanza 460.000 hectolitros por año, de los cuales 170.000 únicamente en la de Chimay.

Algunos monasterios, como el de Orval, decidieron no ir a la búsqueda de nuevos mercados.

La cervecería de la abadía de Wesvleteren, que fabrica la cerveza trapense más buscada, produce sólo 4.800 hectolitros por año. Sólo se vende en el monasterio a aquellos que hayan pasado un pedido.

Bélgica y Luxemburgo son el principal mercado, pero la demanda crece en el extranjero. “La mayoría de las veces estamos desgraciadamente obligados a decir ‘no’ a los nuevos compradores”, dice Benoit Minet, encargado comercial de Rochefort.

Fuente: Terra.com

Mundo. Galicia. España. Sed de Cerveza Artesana. Sigue creciendo el interés

(El Progreso).- La elaboración artesanal de cerveza gana adeptos en Lugo. Ya sea por saber más sobre una de las bebidas alcohólicas de mayor consumo o con la intención de empezar un negocio, los cursos para iniciarse en este mundo se llenan en poco tiempo. Para dar los primeros pasos, casi basta con lo que hay en la cocina.

Carlos brea, perito agrícola y especialista en agricultura ecológica, organizó el pasado mes de noviembre en Sarria su primer seminario sobre elaboración artesanal de cerveza.

La respuesta fue una sorpresa enorme. A pesar de que apenas se le había dado publicidad, en la sala lo estaban esperando 200 asistentes que, además, pidieron nuevos cursos para pasar de la teoría a la práctica.

Desde entonces ha gestionado encuentros similares en Lugo, Mondoñedo, Chantada, O Valadouro y otras localidades y las plazas se cubren sin esfuerzo. Está claro que existe interés por la elaboración artesanal de cerveza, un proceso que puede hacer cualquiera en la cocina de casa con una pequeña inversión.

La elaboración doméstica es una actividad popular en países con tradición cervecera, como Bélgica o Alemania, pero de reciente implantación en España.

La delantera la lleva Cataluña, donde el auge comenzó hace unos quince años y hoy se pueden encontrar varias cervezas artesanas en muchas localidades, explica Brea.

En Galicia han surgido en el último lustro varias marcas que comercializan cerveza artesana, una de ellas en Lugo, Aloumiña. También está a punto de comenzar otro proyecto de este tipo, el de Bubela.

A nivel puramente doméstico, hay algunos pioneros que llevan años produciendo para su consumo, pero ahora esta práctica empieza a extenderse verdaderamente.

Seguir leyendo en: http://elprogreso.galiciae.com/nova/309613-sed-cerveza-artesana

Estados Unidos. Marcas de cervezas rubias son víctimas de un vuelco hacia la cerveza artesanal

El volumen de ventas de cerveza artesanal creció 16% en este último año en comparación con una caída de 1,7% en las marcas estadounidenses más grandes de cerveza, según la firma investigadora Symphony IRI Group.

Goose Island es la nueva Bud. Como lo son Shock Top y ZiegenBock. Y lo que es más, Blue Moon de Leinenkugel, podría considerarse la nueva Coors o Miller.

Todas estas marcas son propiedad de los cerveceros más grandes del mundo, que están lanzando enérgicamente productos diseñados para atraer a los amantes de la cerveza artesanal. Sin embargo, no están llevando a la quiebra a los micro-cerveceros que iniciaron el movimiento.

En lugar de eso, al salir a vender estas cervezas artesanales, las nuevas etiquetas están captando las ventas de las marcas del mercado masivo ya aquejadas por problemas propios de gigantes de la industria.

Los analistas dicen que verdaderamente pueden llegar a ser una bendición para sus propietarios. De hecho, los márgenes de las cervezas artesanales pueden ser “considerablemente más altos”, según la firma investigadora Canadean.

“En realidad ya no bebo más Bud Light”, dijo Tait Foster, de 27 años, que trabaja en un grupo de investigación sobre política exterior en Nueva York.

Lo que empezó a hacer, por el contrario, es mezclar una gama más amplia de cervezas como Goose Island y Blue Moon. “Bud Light, Coors y todas ésas son como agua con gusto a cerveza”, estimó.

El volumen de ventas de cerveza artesanal creció 16% en este último año en comparación con una caída de 1,7% en las marcas estadounidenses más grandes de cerveza, según la firma investigadora Symphony IRI Group.

Las ventas de Bud Light bajaron 1,3% y de Miller Lite un 4,4%.

Esto ha llevado a multinacionales como Anheuser-Busch InBev NV y MillerCoors LLC, que reúnen un 75% del mercado estadounidense, a introducir sus propias cervezas estilo artesanal –muchas de las cuales hacen escasa o ninguna mención de su parentesco corporativo.

AB InBev pagó US$38.800 millones por Goose Island en 2011, cinco años después de haber firmado un contrato de distribución con el cervecero de Chicago. Y en 2006 creó Schok Top, una cerveza de trigo estilo belga, para atacar a Blue Moon, la mayor de las etiquetas estilo artesanal en manos de los líderes del sector.

Las marcas Goose Island avanzaron 69% el año pasado, dijo AB InBev, mencionando datos de Symphony IRI, en tanto las cervezas Shock Top treparon 14%.

Sidras

MillerCoors, que es propiedad conjunta de SABMiller Plc y Molson Coors Brewing Co., creó en 2010 una unidad llamada Tenth Blake para concentrarse en Blue Moon y otras cervezas de nicho, así como también en importaciones de nivel superior como Pilsner Urquell de la República Checa y Cusqueña de Perú.

En este momento, tiene más de una docena de marcas, entre otras, dos sidras.

“Analizamos dónde estaban los sectores en crecimiento, y lo artesanal hacía explosión”, dijo Tom Cardella, presidente de Tenth Blake.

“Si analizamos la comercialización para lo artesanal, requiere una metodología diferente”, acotó.

Así como impacta en las ventas de las marcas más grandes, la popularidad de estas cervezas está impulsando una nueva generación de etiquetas medianas, según Trevor Stirling, analista de Sanford C. Bernstein.

Además, las cervezas artesanales están volviendo a alejar a los bebedores del vino y los licores. Si bien la cerveza artesanal en este momento tiene sólo un 6% del mercado, esa participación podría crecer más de tres veces en los próximos años, predice Canadean.

Fuente: Bloomberg News // LaTercera.com

Cervezas del Mundo. Uruguay. Cerveza artesanal Mastra la pionera…

La primera cerveza artesanal uruguaya pura de malta. Fabricada a partir de una selección de maltas uruguayas y alemanas.

MastraHasta el año 2007 el mercado uruguayo ofrecía una limitada oferta de cervezas premium a las que se podía acceder.

Pensando en la gran posibilidad que esta situación representaba y con la intención de demostrar que era posible, dos jóvenes empresarios uruguayos se plantearon el desafío de fabricar una Cerveza Gourmet en el Uruguay.

A partir de la constitución de Cervecería Artesanal del Uruguay se propusieron el objetivo de proporcionar a los consumidores más selectos cervezas de excelente calidad y brindarles herramientas que les permitan desarrollar el conocimiento acerca de esta bebida y generar en ellos una cultura cervecera.

Entendiendo que este movimiento se asociaba con la sabiduría y el conocimiento, surgió inmediatamente el concepto de Maestra que finalmente desembocó en la marca MASTRA.

Con la llegada de Cerveza Mastra, el mercado uruguayo tuvo la posibilidad de acceder a una cerveza digna de personas que valoran los procesos y apuestan a una producción dedicada a la obtención de un producto de calidad excepcional.

Una cerveza fabricada con maltas uruguayas y alemanas de fina selección, con un proceso cuidado que la posicionó como la única Cerveza Artesanal Pura de Malta con carbonatación natural del Uruguay.

Mastra propone la creación de un nuevo universo, caracterizado por la dedicación a experimentar nuevas sensaciones vinculadas con el placer del buen comer y el buen beber.

cerveza mastra uruguayEstilos.

Cerveza Mastra Golden Extra Special.

Aroma: A lúpulo, moderado. A malta medio alto, con un bajo componente de caramelo. Esteres frutados medio con suaves notas a sulfuro o alcohol.

Aspecto: Dorado. Buena claridad. Moderada espuma blanca.

Sabor: Amargor medio, con el sabor a malta evidente. Normalmente tiene una dulzura a malta caramelo. A lúpulo, moderado con su carácter terroso, resinoso y floral. El sabor y amargor del lúpulo se nota, sin dominar totalmente el sabor a malta. Puede tener bajos niveles de sabores secundarios a malta (bizcocho, nuez), que agrega complejidad. Esteres frutales moderados. Puede tener bajo sabor a alcohol y hasta moderado carácter sulfuroso. Finish seco generalmente sin diacetil.

Sensación en boca: Cuerpo medio pleno. Moderada carbonatación, aunque puede ser mayor en las embotelladas. Posee cierta tibieza de alcohol, aunque esto no es muy marcado.

Impresión general: Una Ale inglesa moderadamente fuerte. El balance es casi parejo, entre la malta y el lúpulo, o a veces hacia el amargor. Lo fácil de beber es primordial en este estilo. Enfatiza el uso de lúpulo amargor, opuesto al agresivo lupulado medio y final que se ve en las ales americanas. Es un estilo muy amplio, que lleva una considerable interpretación por los cerveceros.

Ingredientes: Malta pálida, ámbar, con un toque de malta caramelo para ajustar color. Se usan lúpulos alemanes y levadura Ale.

Estadísticas vitales: IBU: 18; SRM: 7,5 ; DO: 1053; DF:1011; alcohol: 5,7%.

Cerveza Mastra Strong Scotch Ale

Aroma: Profundo a malta, a menudo aparente a caramelo, con aromas secundarios a turba o a humo.

Aspecto: Cobre con reflejos rubíes. Gran espuma tostada.

Sabor: A malta, con trazas a malta tostada o ahumado. Pueden sugerir ciruelas, pasas de uva o frutas secas. El paladar es usualmente pleno y dulce, pero el finish puede ser medio seco, (por el discreto uso de malta tostada).

Sensación en boca: Cuerpo medio pleno. Está presente una suave tibieza a alcohol y es bienvenida desde que balancea la dulzura de la malta. Posee una carbonatación media.

Impresión general: Sabrosa, maltosa y usualmente dulce, pudiendo sugerir un postre. Los sabores complejos secundarios previenen una impresión unidimensional.

Ingredientes: Malta pálida bien modificada, con hasta un 3% de cebada tostada. Lúpulos alemanes e ingleses y levadura Ale.

Una pequeña proporción de malta ahumada agrega profundidad, otorgando el carácter a turba (a veces percibido como terroso o ahumado), que también proviene de la cepa de levadura y el agua local.

Estadísticas vitales: IBU: 24; SRM:14; DO: 1058; DF:1012; alcohol: 6.2%.

Cerveza Mastra American Stout

Aroma: Fuerte aroma a grano tostado, a menudo con una cualidad a café tostado o chocolate. Aromas a quemado o carbón bajo. Aroma a lúpulo medio. Suaves aromas derivados del alcohol. Sin diacetil.

Aspecto: Color negro azabache. Espuma persistente, color tostado a marrón claro. Usualmente opaca.

Sabor: Alto a granos tostados, a veces pareciendo café, granos de café tostados, chocolate oscuro. Con un discreto sabor a café quemado molido, pero no excesivo. Dulzura a malta baja con sabor sabroso a caramelo o chocolate. Amargor medio. Sabor a lúpulo bajo Finish medio seco, a veces con una ligera cualidad a quemado. Sabores a alcohol suaves. Sin diacetil.

Sensación en boca: cuerpo pleno cremoso. Con una pizca de astringencia derivado de lo tostado, pero no excesivo. Carbonatación alta. Tibieza a alcohol ligera.

Impresión general: Una Stout estilo Foreign lupulada, amarga y fuertemente tostada.

Ingredientes: Malta base. Variado uso de maltas oscuras y tostadas, así como de tipo caramelo. Lúpulos ingleses y levadura Ale.

Estadísticas vitales: IBU: 26; SRM: 30; DO: 1058; DF: 1012; alcohol: 6,2%.

Fuente: Mastra.uy // http://www.theshannon.com.uy