Argentina. Buenos Aires. Mar del Plata. Las cervezas artesanales son la estrella de la temporada de verano

El crecimiento de las cervecerías artesanales no para en la ciudad costera Argentina. Mar del Plata se encuentra ubicada en el sudeste de la Provincia de Buenos Aires, sobre la costa del mar Argentino, es un importante puerto y balneario y la segunda urbe de turismo más importante del país tras Buenos Aires ya que en época de verano su población puede aumentar un 311%, por lo que cuenta con una gran oferta de infraestructura de hoteles. La autovía 2 la enlaza tras con 404 km Buenos Aires y está ubicada a 365 km de La Plata.

baum mar del plata cerveza

(Clarín Diario) No alcanza con el surf, ni con el turismo popular. De a poco, Mar del Plata se transforma en la capital de la cerveza artesanal. Y ya funciona un circuito con 15 bares que se llenan cada noche para probarlas. Además, existen al menos ocho fábricas locales. Ahora, la apuesta es crear la fiesta marplatense de la cerveza artesanal. Con ese fin, la primera edición se va a llevar adelante en el parador Mute, en las playas del sur. La idea es consolidar ese primer festejo y que se transforme, el año próximo, en un atractivo turístico más.

“Lo bueno de la cerveza artesanal es que tiene mucha variedad de sabores y, como no se usan conservantes, no quedás hinchado al día siguiente”, le contó a Clarín Alejandro Sienkiewik, un turista de Boedo que anoche bebía en Brüder (Mitre y San Lorenzo) una Barley Wine, “birra” con 10% de graduación alcohólica y sabor licoroso.

antares cerveza mar del plata+

Ese local es el primer beer garden de Argentina. Se trata de una modalidad importada de Estados Unidos en el que la gente se puede sentar en mesas largas como las de los campings y conocerse. Uno de los dueños, Federico Murgier, dice: “La principal ventaja de las artesanales es que no están rebajadas con destilaciones de arroz, por ejemplo. Y se conservan adecuadamente, ya que no sufren la luz solar y el oxígeno”. La exposición a diferentes condiciones climáticas es, justamente, el sello de las industriales.

El público: de 35 años para abajo, en general grupos de amigos. La onda es pedirse gustos diferentes e intercambiar. Como se sabe, además, cualquier bebida alienta la conversación. Así, la tendencia la empujan los jóvenes, con la inquietud de animarse a probar cosas nuevas y dejar atrás las marcas tradicionales.

la cerveteca cerveza

En los locales venden “birras” de fábricas chicas de todo el país. Se pueden probar preparaciones que salieron de Cipolletti (Río Negro), Córdoba o Santa Fe. La calidad está garantizada, pero no tanto la producción. Algunas de esas fábricas caseras no superan los 500 litros semanales. En Mar del Plata, se destacan sellos autóctonos como Galana, Alturian y Kaunas. Las preparaciones respetan los ingredientes ancestrales del producto: cebada, que se convierte en malta, agua, lúpulo, que da amargor, y levadura. Sólo se le puede agregar algún ingrediente natural, para saborizar.

La tendencia la inició hace más de una década Antares, la fábrica local que se expandió a todo el país. Esa firma, con un bar fuerte en Olavarría al 2700, también fija el precio del mercado: la pinta sale entre $ 45 y $ 50.

Lecker bar mar del plata

Con un costo de $60, Antares además ofrece una visita guiada a su fábrica, que incluye la degustación de variedades artesanales.

Entre los sabores hay algunos realmente exóticos. La Pumpking Ale, que se produce en Tandil, es dulzona, incluye zapallo y muestra un color rojizo. Otras, negras, proponen un final levemente chocolatoso. La India Pale Ale es una de las que más se vende: rubia pero no tan clara, aromática, con un dejo cítrico y sabor fuerte. La inventaron los ingleses, aumentando la graduación de lúpulo, para lograr más alcohol y que llegara fresca en los tiempos de viajes en barco a la India. No se sirve tan helada como otras.

rico tiki cerveza

“Empecé a probar en Buenos Aires y acá estoy tratando de conocer varios locales. Es una experiencia divertida adivinar los ingredientes”, le contó a este cronista Sandra, una chica de 25 años que anoche estaba con amigas en Baum, en Olavarría al 3000.

De la mano de la tendencia, en la ciudad ya se armaron dos circuitos cerveceros fuertes. Uno, en los alrededores de la zona comercial de Güemes, dónde están Ogham y Lecker (se puede probar la Golden Belgian), entre otras. En las cercanías de Hipólito Yrigoyen, el otro sector con presencia cervecera. Abren todas las noches Barley y La Cerveteca, un restorán con cocina alemana que tiene su fuerte en los maridajes con la artesanal Connel. Una de las opciones es la Honey Brown, de amargor bajo y sabor a miel, que se toma fácil por el dulzor. Un último circuito lo componen locales en las cercanías de Alem, como Rico Tiki Bar.

oham bar cerveza

En Mar del Plata, esa bebida ancestral que nació hace siglos y que los historiadores vinculan con el inicio de la agricultura, está muy vigente. Tanto, que quieren que la ciudad sea la nueva capital de la cerveza artesanal.

Fuente: Clarín Diario

Ve la nota original en: http://www.clarin.com/sociedad/Mar_del_Plata-cerveza-artesanal-moda-circuito_0_1299470131.html

bodega de cervezas cerveza artesana

Logo el Bolson cerveza artesanal mejorado

antares bar buenos aires+

playa verano 2015 cerveza artesanal delivery bodega de cervezas

 

Mundo. España. El informático que se pasó a maestro cervecero premiado en todo el mundo

(EFE / Yahoo) David Castro llevaba toda la vida trabajando como informático hasta que un día decidió cambiar de profesión y dedicarse a una de sus pasiones, la cerveza, lo que le ha llevado en sólo cuatro años a conseguir premios internacionales por sus productos artesanales, hechos con ingredientes de Madrid.

la cibeles cerveza artesanal

“Soy el cervecero de Cervezas La Cibeles. El que la hace y el que se la bebe”, comenta entre risas como tarjeta de presentación.

David creó la fábrica de cerveza artesanal La Cibeles en el año 2010, ya que en el mundo de la informática “no veía futuro a partir de los 50 años”.

“Con 50 eres fruto de fusiones, adquisiciones, y te ves en la calle con tus hijos empezando en la universidad. Me planteé dónde invertir mi tiempo, mi esfuerzo y mi dinero y quería hacer algo que multiplicase su valor”, relata el creador de La Cibeles.

Superados los 40, este emprendedor argumenta que la tecnología y la informática se va tirando y reciclando “cada año”, mientras que la cerveza -“si la haces buena”, recalca- se va “revalorizando”.

Y desvela el curioso modo con el que empezó en el mundo de la cerveza: “Haciéndola en casa, quitándole la olla del cocido a mi madre. Así fui aprendiendo, como el que hace una buena paella o se dedica a pintar”.

Así decidió montar una fábrica de cerveza artesanal cuando no había ninguna con capital español dentro de la Comunidad de Madrid, que cuatro años después ha pasado a ser una pequeña empresa con seis empleados de Leganés y crecer poco a poco en espacio y calidad de producción.

Una calidad que ha sido reconocida internacionalmente: en el último Campeonato Asiático de Cerveza, celebrado en Yokohama y “considerado como el tercer certamen más importante del mundo”, cuenta Castro, logró dos medallas: una de plata para La Cibeles “Stout” -una cerveza oscura originaria del Reino Unido- y otra de bronce para La Cibeles “Trigo”.

Estos reconocimientos han permitido a Cervezas La Cibeles exportar sus productos a EEUU, Suecia, Finlandia, Japón o Nueva Zelanda, aunque la ambición de David es mantener una empresa pequeña y, sobre todo, “cuidar el mercado de Madrid”.

No en vano, los ingredientes que utilizan son en su mayoría madrileños, desde el agua del Canal de Isabel II como base de la bebida a las frutas de madroños, “como no podía ser de otra forma siendo de Madrid”.

Partiendo de esta base, La Cibeles elabora hasta 19 variedades de cerveza -rubia, roja, negra, amarga, dulce…- de entre dos y doce grados alcohólicos y “siempre primando el arte sobre la masificación”.

Lo que no cambia, en todas las etiquetas, es la efigie de la diosa que da nombre a la casa, símbolo de la agricultura y la fecundidad que en Madrid todos vinculan a la estatua sobre el carro tirado por leones.

“Venía de un mercado muy masificado como es el tecnológico y me divierte hacer muchas recetas. Lo divertido es hacer cosas diferentes, cocinar nuevas recetas y que la gente que prueba tu cerveza te diga: qué curioso, me gusta. Eso es lo gratificante”, apostilla con una sonrisa convencida el maestro cervecero.

https://es.finance.yahoo.com

cab

Mundo. Puerto Rico. Presentan la Ruta de las Cervezas Artesanales

(ElNuevoDia.Com) La cerveza artesanal se ha proliferado por todos los rincones de Puerto Rico. Empresarios puertorriqueños responden a la demanda de una clientela que quiere degustar y experimentar cervezas de alta calidad. Desde las microcervecerías produciendo cerveza artesanal local hasta barras especializadas con cientos de etiquetas provenientes desde Cabo Rojo hasta Bélgica, hay más opciones que nunca.

Miercoles-CervezaArtesanal

El fenómeno no se ha limitado al área metro. Con tantos destinos para tomar cerveza artesanal, El Nuevo Día creó una ruta que da la vuelta a la Isla, visitando negocios de cervezas artesanales en las zonas norte, oeste, sur, centro y este. Aunque la misión y los productos que venden son similares, cada local goza de su propia personalidad.

Para aquellos a los que les gusta chinchorrear, irse de “road trip” o simplemente probar cervezas nuevas, les presentamos la primera ruta de la cerveza.

Área norte:

Palmas Station, Cataño

Dirección física: Carretera 869, Km. 7, Cataño

Uno de los primeros sitios en servir cerveza artesanal de barril y continúa con una de las selecciones más amplias en la Isla. Es un híbrido que ha ido creciendo poco a poco. Es gasolinera, taller de mecánico, tienda para motociclistas, barra de cervezas artesanales, restaurante, espacio para espectáculos en vivo. Según Luis Fernández, copropietario que maneja todo lo relacionado con cerveza en Palmas Station, la muy transcurrida barra cambiará por completo en los próximos meses. El edificio contiguo será convertido en un “rooftop bar” y el actual Palmas Station se convertirá en tienda, por lo que hay que disfrutar del ambiente de “biker bar” mientras dure.

Casa Bavaria, Morovis

Dirección fisica: Carretera 155, Km 38.3 Bo. Perchas, Morovis

Es una estructura de madera de dos pisos con un árbol de mango y una vista sin igual. El espacio es abierto, compuesto mayormente de amplias terrazas que gozan del fresco de la montaña y un ambiente familiar, aunque también es un spot favorito para los que chichorrean. Los comensales se sientan en largas mesas de madera estilo “beer garden” alemán para degustar platos de salchicha alemana o picadera puertorriqueña, cerveza artesanal, comercial o tragos. Su selección de cervezas se concentra en las marcas alemanas aunque también ofrecen etiquetas de otros países. De barril tienen todas las ofertas de Old Harbor Brewing y una muestra de diferentes estilos incluyendo English ale y Weihenstaphner. Todos los meses de octubre, los fines de semana celebran la tradición alemana de Oktoberfest.

Seguir leyendo esta nota en: http://www.elnuevodia.com/larutadelascervezasartesanalesenpuertorico-1856361.html

banner semana cerveza SIII

Mundo. México. El único freno al crecimiento de la cerveza artesanal lo pone el fisco

Desde mediados de los años noventa, pero sobre todo en los últimos ocho a diez años, en México se ha presentado una explosión industrial en las microcervecerias artesanales.

cerveza artesanal cervecerias artesanales mexicoEn 2011, las 22 microcervecerias artesanales más destacadas produjeron 25 mil hectolitros y un año después la producción superó los 40 mil. En 2013 empleaban a 1600 personas y para 2016 sus estimaciones afirman que superarán los 16000.

Estas empresas, de micro dimensiones todas ellas, ahora sugieren a la autoridad fiscal una salida a un hecho contundente: si no cambia el régimen “ad valorem” que les implica grandes aportaciones fiscales, dejarán de crecer, dejarán de agregar valor a la producción, acabarán renunciando a la exportación como posibilidad y tendrán que cancelar su disposición a generar trabajo en el país.

Lo que quieren es dejar de pagar 76.31 dólares por hectolitro producido frente a una carga de sus similares en Alemania de 1.7 dólares o en la República Checa de 1.61 dólares. Los que más pagan serían los cerveceros artesanales de Bélgica que pagan 4.59 dólares por unidad.

A cambio solicitan el pago de una cuota fija que cada año actualice el número de carga y que “no represente al fisco reducciones en su recaudación”.

Fuente. El Financiero Diario // Mas en. http://www.elfinanciero.com.mx

bodega de cervezas distribuidora