Mundo. San Sebastián. El maridaje no es solo para vinos

(Diario Vasco) El concepto de maridaje con habitualidad lo relacionamos con comida y vinos, pero cada vez son más las personas amantes de la cerveza que acuden a un restaurante de cualquier tipo de nivel y piden esta bebida para degustar un buen plato.

Al igual que los vinos, las cañas o pintas pueden ser de una amplia gama de variedades de cerveza que por sus características combinan mejor con una clase determinada de alimentos. Si bien las clases de cerveza son numerosas y su variedad cada día es mayor con la irrupción de las de elaboración artesanal, existen tres tipos genéricos que nos ayudarán a elegir la mejor para cada plato. Las de fermentación alta responden también al nombre de ale, y engloban denominaciones como la tostada, la roja, la de abadía, la Mild, la Bitter, la Altbier o la Kölsch.

Sin embargo, las más generalizadas son las de fermentación baja, como las Lager, las Pilsen, Münchner o Bock. Por último se encuentran las que para su elaboración se ha utilizado la fermentación espontánea o cereales diferentes a la cebada, como son las de trigo, la Porter o la Lambic.

Sentados a la mesa, llega el momento de elegir el menú y la bebida que lo acompañará. Como norma general, la cerveza es el acompañante perfecto para platos donde predomina el ácido o el picante, como por ejemplo escabeches, ahumados o platos agridulces. Pero si lo que pretendemos es ser más específicos, deberemos tener en cuenta que al cerdo le corresponden las Lager o Pilsen para contrarrestar las grasas del plato.

Nuestra elección puede decantarse por las carnes rojas hechas a la brasa, en cuyo caso es recomendable acompañarlas con cervezas rubias, que son más ligeras y suaves y facilitan su consumo. El cordero, sin embargo, será más sabroso si lo combinamos con cervezas con cuerpo, con características que coinciden con un tipo de carne robusta.

Quienes opten por un plato más ligero y preparen un pescado azul tienen como gran aliada a la cerveza de cualquier tipo, que facilitará la ingesta de su alto contenido en grasa. Los mariscos, en cambio, piden una bebida más ligera y las cervezas claras y suaves son el acompañamiento ideal.

Podes seguir leyendo esta nota en: http://guiagastronomika.diariovasco.com/noticias/maridaje-solo-vinos-201408090947.php

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s