Cervezas del Mundo. Hoy en BodegadeCervezas: Weihenstephaner Vitus

En el año 725 San Korbinian fundó el monasterio benedictino Weihenstephan, donde se cultivaba lúpulo para la elaboración de cerveza, lo que hace de Weihenstephan la cuna de la cerveza “lupulizada”. En el año 955 los Hunos saquearon y destruyeron el monasterio por completo. En 1040 el Abad Arnold obtuvo de la ciudad Freising el fuero para elaborar y servir cerveza, lo que se ha considerado como el acta del nacimiento de la cervecería monástica de Weihenstephan.

Weihenstephan-Vitus-013Durante los siglos XII y XIII los monjes trabajaron en la mejora de sus sistemas de producción, consiguiendo una gama de tres cervezas diferentes: una ligera para los peregrinos, pedigüeños y sirvientes; una cerveza decente para los monjes, frailes y obreros; y una verdadera cerveza premium para el abad, los prelados y la gente importante de la ciudad.

Entre 1085 y 1463 el monasterio fue totalmente destruido cuatro veces por incendios, sufrió un terremoto, tres epidemias de peste y varias de hambre, además de ser saqueado tres veces por tropas enemigas; no siendo todo ello impedimento para reconstruir el monasterio y la cervecería en cada ocasión.

En 1516 tuvo lugar un punto clave para el arte cervecero: el Duque Guillermo IV de Bavaria dictó la “Ley de la Pureza” bávara, que prohibía el uso de otros ingredientes que no fueran cebada, lúpulo y agua, lo cual sentó las bases del éxito de la cerveza bávara y de Weihenstephaner.

En 1803 la comunidad religiosa dejó de existir, pasando sus propiedades al Estado bávaro, que lo transformó en la Real Cervecería Bávara Weihenstephan y en un Instituto de Agricultura.

La cervecería se transformó en una escuela para cerveceros en 1919 y actualmente es la Facultad Cervecera, de Alimentos y Lácteos de la Universidad de Múnich. Casi todos los cerveceros de Europa pasan un año en esta Facultad para ser iniciados en el arte.

Weihenstephaner Vitus, el tesoro de las cervezas de trigo, ganadora del “WBA 2011 World’s Best Wheat Beer & WBA 2011 World’s Best Beer”.

Esta weizenbock de alta fermentación usa una mayor cantidad de trigo, por lo que no solamente obtiene un grado de alcohol más alto, sino que también se acentúan las características de las cervezas de trigo convencionales. Posee ese maravilloso color miel pálido y espuma consistente y blanca, característicos de estas cervezas, acompañado de un aroma denso y lupulizado, que hace saber lo que tienes entre manos.

Con una entrada robusta y fresca, típica de las weizen, y de cuerpo muy cremoso, aporta un toque de especias, cítricos y notas frutales como plátano y naranja,  para acabar regalando un final aterciopelado. El reposo prolongado en frío en las bodegas del monasterio, hace de la Vitus una cerveza especial y de cuerpo completo, que servida entre 5 y 7 grados, en vaso de pinta alta y estrecha, garantiza un placer duradero a los amantes y expertos de la cerveza.

Fuente y Cata: Cerveceo.com // España

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s