Argentina. Entre Ríos. La cerveza artesanal le gana en los bares a la industrial

(Diario Uno)En los últimos años aparecieron diferentes marcas que llegan a suplantar a las tradicionales. En un primer momento por el sabor y después por el precio, se imponen en el mercado local.

Los bares que optaron por vender cervezas artesanales se están dando cuenta que van por el camino correcto. Es un mercado que está en pleno crecimiento y con una expansión incalculable porque se ofrece muy buena calidad a precios acordes.

“Con las cervezas artesanales sucede lo mismo que con el mercado de la tecnología, los celulares o la indumentaria. El consumidor necesita opciones y si se las das, compra”, explicó a UNO Gustavo Ríos que está al frente de la cervecería artesanal que más terreno ganó en los últimos años. Tanto que están ajustando todos los detalles para instalar la planta de producción en la ciudad de Victoria, una localidad con conexión con Rosario.

Ellos testearon la cerveza en su propio emprendimiento gastronómico. Hoy venden un 80% de su cerveza y un 20% de las marcas industriales. “Al principio era exactamente al revés”, cuenta sonriente sobre los comienzos en el mercado paranaense.

Ahora se están abriendo camino en Santa Fe capital en donde tienen como bocas de expendio exclusivas las vinerías.

Ejemplo

En el shopping de la capital provincial abrió sus puertas un pub irlandés que vende diferentes cervezas artesanales.

Ofrecen las botellas chicas (pininas) y las de 650 centímetros cúbicos, pero la que tuvo un éxito inesperado fue la “tirada” que viene en tres opciones: Liso, Pinta o la Jarra de litro.

En este corto período, en donde el intenso calor también ayudó a despachar muchos litros de cerveza fría, la artesanal se está imponiendo a la industrial aunque los porcentajes son más parejos.

Los que producen cerveza artesanal hablan de una “evangelización”. El mismo término que utilizó Steve Jobs para lograr que Apple se imponga entre sus competidores.

Es que las pequeñas empresas (en comparación con las multinacionales que producen las “industriales) están convencidas de que el secreto está en que el consumidor pruebe la calidad.

Ahora el gran desafío, para seguir conquistando nuevos mercados está en “achicar el proceso industrial” para seguir manteniendo el sabor tan característico de la cerveza artesanal.

Los productores saben que ya está empezando a suceder lo que en algún momento ocurrió con los vinos y la diferenciación en varietales. Los consumidores, felices.

Las cifras

0,3% Es la penetración de las cervezas artesanales en el mercado argentino. Este año piensan llegar al 1% del total.

6% Es el lugar que ocupa la cerveza artesanal en el mercado brasileño. La proyección es ocupar un 20% dentro de 10 años.

35 Pesos cuesta (alrededor de 3.5 U$$), en promedio, la jarra de litro de cerveza artesanal en los bares de la capital provincial. La pinta (500 cc) ronda los 20 pesos.

Llegó el momento de poder elegir entre muchas opciones

En el mundo se conocen tres escuelas de cervezas: por un lado están la belga y la inglesa. Por el otro la alemana que fue la que se expandió y llegó hasta América del Sur.

A principios de 1990 en Estados Unidos comenzaron a reflotar la idea de fabricar cervezas como lo hacían sus colonizadores. Entonces salieron a la luz los emprendimientos caseros que, algunos abandonaron en el camino y otros impulsaron hacia el siglo XXI.

En la región, Brasil el país cervecero por excelencia, se puso al frente de la producción artesanal de cerveza. Tanto que esperan ocupar el 20% del mercado en donde se comercializan millones de litros al año. Con la aparición de los nuevos productores también empezaron a crecer los que venden los insumos para fabricar la bebida. ç

Por ejemplo, una firma alemana que comercializa el lúpulo tiene el 30% de su cartera de clientes ocupado por microcervecería. Entre ellas está apunto de aparecer la firma entrerriana que más produce en forma artesanal. Los especialistas dicen que acá no hay secretos: “Es como una salsa de tomate; si la hervís bien y tenés buena materia prima podés sacar cinco porciones riquísimas. Si le agregás agua y la cocinás rápido, podés sacar hasta 10 porciones de una salsa sin gusto”.

Oficial

El centro INTI-Cereales y Oleaginosas desarrolló un proyecto junto a productores del sector para resolver necesidades técnicas y mejorar los eslabones de la cadena de producción y comercialización.

Están diseñando una planta piloto en el Instituto para iniciar los primeros pasos en lo referente a producción y desarrollo de nuevas maltas. Se analizaron distintas variedades de cebadas y se evaluarán los comportamientos de las diferentes maltas y su aplicación en los procesos de las cervecerías.

Fuente: Diario Uno. www.unoentrerios.com.ar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s