La Feria “Caminos y Sabores” pasó por BA y pudimos descubrir excelentes cervezas artesanales

En el mes de julio se realizo en el predio de la Rural, ubicada en el barrio de Palermo, ciudad de Buenos Aires, una nueva edición de la Feria Caminos y Sabores, evento dedicado a difundir a las distintas regiones de Argentina y sus riquezas.

Allí, se dieron cita una buena cantidad de cervecerías artesanales en cuyos stands realizaron degustaciones y catas de cada una de sus variedades a los miles de visitantes que acudieron durante los 4 días.

Cervecerías como Rupestre de la región de la denominada Comarca Andina del paralelo 42, ubicada entre Rio Negro y Chubut, destacaron por su producto muy cuidado y una excelente atención por parte de sus anfitriones. “nos hemos quedado casi sin stock”, informaban desde el stand de la provincia de Rio Negro tras los pedidos de los visitantes para poder adquirir las preciadas botellas.

Por su parte, la santafecina cervecería Sauce y la bonaerense Barba Roja contribuyeron con importantes stands.

Llamo la atención entre otras, la cervecería artesanal (si bien su maestro cervecero prefirió que nos refiriéramos a esta como “casera”) por la gran variedad de etiquetas que presento. Desde las clásicas Rubia, Roja y Negra hasta variedades como Frambuesa, ahumada, hierbas, chocolate con miel, de algarroba, de piquillín y de chañar todas ellas elaboradas con ingredientes de la región de Merlo, en la provincia de San Luis. Si bien todos probamos las variedades, el resultado de esta rápida cata fue muy dispar respecto a las valorizaciones relacionadas al sabor.

También se pudo disfrutar de la buena cervecería del fin del mundo, de la mano de Beagle, que desde Ushuaia marca el ritmo del crecimiento de la cerveza artesana a lo largo y ancho de Argentina. Un stand muy bien presentado, excelente packaging, atención perfecta y una cerveza que invita a tomar varios vasos más.

Respecto a lo novedoso, pudimos descubrir a la cervecería Sheken que es originaria del Valle del Rio Epuyen, en la provincia de Chubut. En su slogan, nos cuenta “Patagonia. Tierra de leyendas y pioneros. Tierra del arrayan y los glaciares. Tierra de epopeyas, bosques, nieves y aventura. Aquí, en el Valle del Rio Epuyen, junto a la Cordillera de los Andes, al sur del paralelo 42, creamos esta cerveza con calidad de exportación”.

Cervecería Esquel, también de la provincia de Chubut, nos invito a un grato momento de cata. Realmente una lástima no habernos podido quedar más tiempo apoyados en esa barra para seguir deleitándonos. Sorprendidos gratamente por esta cervecería.

Desde Córdoba, dijo presente cervecería Viejo Munich, la más tradicional de todas. Una cerveza que realmente destaca por su excelente cuidado y calidad.

El broche de oro fue de la mano de la cervecería de Santa Clara del Mar, Corsario Negro, que una vez más demostró que la cervecería artesanal sigue evolucionando de una manera fantástica en Argentina. Una etiqueta que todo amante de la cerveza artesanal no puede dejar pasar. Según nos contaron, “mantenemos estrictamente las tardiciones centenarias de Europa. Utilizamos ingredientes naturales. Nuestras cervezas son de triple fermentación, la tercera en botella.”

Las variedades que Corsario Negro llevo para nuestro placer, fueron la Golden Ale, una Red Bitter y la Black Porter.

Por Matías Alvarado para BodegadeCervezas wordpress

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s