América Latina. Colombia. Una guía del mercado de cervezas artesanal en el país y todo lo que está alrededor de su elaboración

América Latina. Colombia. Una guía del mercado de cervezas artesanal en el país y todo lo que está alrededor de su elaboración

(Rev. Carrusel) El mundo de la cerveza artesanal tiene tanto de ancho como de largo: la variedad de materias primas y las recetas exclusivas hacen que existan tantas bebidas de este tipo como productores. En Colombia, desde hace varios años estas cervezas se han ganado una pequeña porción del mercado gracias a su calidad y variedad, y si no las conoce, a continuación aclarará varias dudas.

José Fernando Botero es un ingeniero químico que desde hace tiempo encontró en esta bebida su pasión. Desde hace dos años organiza la Semana Internacional de la Cerveza (del 13 al 20 de junio), un evento dirigido principalmente a productores y a quienes buscan entrenarse en su elaboración. Él invita a varios productores colombianos, grandes y pequeños, para que den su testimonio y, además, enseña a preparar cerveza de calidad.
Botero dice que la cerveza artesanal “es un producto que se elabora siempre con bajos volúmenes, y es fabricada por empresas pequeñas. En su preparación influye el concepto del maestro cervecero”.
¿Qué o quién es el maestro cervecero? Es un experto en el tema, que escoge con cuidado las materias primas (maltas, lúpulos y levadura) y desarrolla una receta específica, con sabores y aromas complejos.
El proceso de preparación de la cerveza artesanal es igual al proceso industrial, solo que se hace en menor escala.
Una ventaja de este tipo de cerveza es la posibilidad que tienen sus productores de jugar con las materias primas para crear sabores diferentes. Jorge López, autor del blog sobre cerveza manzapivo.blogspot.com (uno de los más leídos en toda América Latina) y conocedor de cerveza desde hace siete años, asegura que “como la cerveza artesanal tiene una producción pequeña, los sabores se sienten más y hay más complejidad en aromas y sensaciones en el paladar, el olfato y en la finalización, en la garganta”. Además, el hecho de que las materias primas sean seleccionadas para cada receta, hace que el resultado tenga condiciones de sabor especiales.
La cerveza artesanal está dedicada a quienes buscan sabores elaborados. Fernando Botero explica: “Cuando estas cervezas se maridan con diferentes platos, hay una complejidad muy agradable en los sabores. Estas cervezas ofrecen la posibilidad de ser consumidas con comidas y brindan una placentera experiencia gustativa”.
En Colombia hay un mercado en ascenso respecto a ellas, pero aún falta camino por recorrer. Mientras que en el 2011 Bavaria produjo 60 millones de botellas de cerveza, las cervecerías artesanales registraron ventas por 4 millones de botellas. Esta cifra corresponde al 1 por ciento del mercado. Juan Camilo Salazar, gerente de Inducerv (Apóstol), asegura que “en Colombia las cervezas industriales han manejado el tema de volúmenes; no de variedad de sabores. La gente se ha comprometido con el tema de quitar la sed. Ahí las cervezas artesanales tienen potencial para ofrecer una experiencia de sabores, más que solo quitar la sed”.
Esfuerzos como el de Fernando Botero, Jorge López y las microcerverías nacionales ayudan a que la información que tiene el público sea cada vez mayor y más extendida. Y, claro, el aumento de la cantidad de cervecerías ofrece a los potenciales bebedores más opciones, no solo en el centro del país, sino también en otras regiones.
El mercado en Colombia
Existen varias empresas que han tomado fuerza en los últimos años, cada una con características específicas: unas más grandes,
otras más pequeñas, pero todas con altos estándares de calidad y una búsqueda de diferenciación. Las siguientes son algunas de las productoras colombianas que están dando de que hablar (y mucho para probar).
BBC. Es probablemente una de las empresas más conocidas y la más antigua, con más de 10 años de funcionamiento. Ha logrado consolidar cinco tipos de cerveza (cuatro tipo ale y una lager) que producen en el año, más nueve que solo salen en ediciones especiales. Berny Silberwasser ha liderado la producción e innovación y cuenta que “en BBC trabajan más de 280 personas. La fábrica está en Bogotá y vendemos los productos principalmente en nuestros bares, pero también distribuimos a Carulla y Éxito de las ciudades principales del país”.
Apóstol. Juan Camilo Salazar, gerente general de Inducerv S.A.S (empresa que produce Apóstol) cuenta que la idea de crear su propia cerveza la tuvo hace más de 16 años, pero que fue hasta hace cuatro cuando con un grupo de inversionistas antioqueños lo logró: “Nacimos con la idea de competir con cervezas súper Premium importadas y abrir el mercado. Empezamos en Medellín y hoy estamos en once departamentos”. Tienen siete estilos de cerveza y su pretensión principal es “ofrecer experiencias innovadoras”, dice.
Santísima. Mónica Jiménez y Jazmín Cifuentes están detrás de esta cerveza. Estas dos paisas desarrollan todo el proceso, desde la molienda hasta el embotellamiento, y venden cuatro tipos de cerveza: jengibre, roja, negra y rubia. La planta de producción está ubicada en Santa Helena (Antioquia) y es vendida en algunos sitios de Medellín. Además, hacen un tour cervecero en el que explican a las personas el proceso de elaboración y, al final, tienen un sitio al aire libre donde puede degustarse la cerveza, acompañada de un maridaje. Mónica describe sus cervezas como “ciento por ciento artesanales, porque no son filtradas. Son turbias y en el fondo de la cerveza tienen un residuo”.
Tres Marías. Desde junio de 2010, Germán Pinzón está al frente de la producción y comercialización de esta cerveza. Durante estos dos años, sus tres cervezas de 5 grados de alcohol –María Mulata, María Candela y María Dorada–, han llegado a ciudades como Manizales, Cartagena, Bogotá y Bucaramanga. Sobre sus ventajas, Pinzón dice: “La alta calidad de sus insumos, la elaboración a mano, la no adición de preservativos, colorantes o conservantes y la no pasteurización, es la diferencia que buscan los clientes al consumir este tipo de productos”. Algunos de los lugares en los que se encuentra son Gran Estación, Titán Plaza, Centro Mayor, y en Bucaramanga, en Hamburguesas el Garaje y La Birreria.
Casa Suárez. Martha Ortiz Cárdenas vive en Barbosa (Santander), y en una pequeña fábrica produce Suárez, una cerveza tipo ale con 4,2 grados de alcohol. Desde el 2008, se dedicó a investigar cómo crear una cervecería artesanal y concluyó que la identidad sería su diferencial: “Con la cerveza se representa una identidad santandereana. El río Suárez nace en la laguna de Fuquene (Boyacá) hace un recorrido por mucho municipios, pasa por Barbosa (Santander), llega a San Gil y Barichara y finalmente desemboca en el río Sogamoso”. La cerveza se vende en algunos restaurantes del sector (en El Gallineral, Chicamocha y algunos en Bucaramanga), pero no en bares. Martha describe así su sabor: “Es amarga, tiene buen cuerpo y es turbia. No es filtrada y tiene aromas intensos, un final fresco y afrutado”.
Fuente.
Diario El Tiempo.
Revista Carrusel.
Por Natalia Noguera. Mas info en http://www.eltiempo.com/carrusel/un-mundo-de-pola-artesanal_12865677-4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s